lunes, 15 de octubre de 2012

Presente

Hace tanto que no escribo. 
 No sé bien qué caso tiene ahora escribir sobre lo que ocurre en mi vida. Prefiero vivirla. 
No puedo decir que no soy la misma persona que escribía ilusionada sobre amar, sobre soñar y una vida tan distinta a la que vivo ahora. A lo que ahora llamo vivir. Sin embargo tampoco puedo decir que sí lo soy. 

Se me hace curioso que cuando alguien se deespide de tí te dicen: "Nunca cambies". ¿Pero no es eso acaso algo malo? Los cambios nos hacen lo que somos, es lo único constante. Eso y la seguridad de que un día falleceremos. Pero no hay que ponernos deprimentes. 

He logrado alcanzar una paz y una dicha que sólo viene con estar solo. No es malo, no es apremiante, es emocionante. Saber que tienes el mundo como límite. De adolescente, solía ver estos como altas bardas que me impedían crecer, ahora me doy cuenta que son puertas, puertas, decisiones que uno toma con el afán de elegir lo mejor para uno mismo. 

Es un mar de puertas.
S.

miércoles, 25 de agosto de 2010

Infierno

No puedo vivir sin tí.

jueves, 29 de abril de 2010

Abstracción



¿De qué vale ser feliz si no puedes tolerarlo?
O tal vez la felicidad no es para mí.

lunes, 28 de diciembre de 2009

Hoy

Descubrí, que no conozco mi propio talento.
¿Es eso bueno o malo?

sábado, 21 de noviembre de 2009

Hay cosas...


Deben saber que tengo depresión. Es una enfermedad extraña que aún no entiendo bien y nunca he querido tratar. Me perjudica mucho en mi vida cotidiana. No hago cosas que me gustaría hacer por mucho que lo intente no logro ponerme en marcha. Podrá no parecer lógico, lo sé. Pero imaginen estar tranquilamente sentados, de repente se te oprime el corazón y sientes que te quema todo por dentro. Y cuando lo notas ya tienes cubierto el rostro de lágrimas, sollozas y no puedes parar de sentir dolor. Lo cual, debo decir, no es nada agradable. Sientes odio y desilusión y no entiendes bien qué está pasando. La mayoría de las personas no lo ven como algo preocupante. Pero, querer desaparecer, no se me hace muy normal.

Escribo porque me estimula a hacer mis labores cotidianas. No puedo dejarme detener por una tontería. Sé que no puedo ir, por el tiempo, a tratar esto ahora. En vacaciones pienso ir. Ya me han recomendado a un psiquiatra.

Por lo demás he estado bien. Tengo mucha suerte de contar con amigos como Kev y un novio tan comprensivo como lo es Elliot. Y mi mamá, claro, que a su manera me ayuda, sea como sea esa manera. Pero sus abrazos me hacen sentir más tranquila. Las palabras de aliento de Elliot y la fría lógica de Kev sobre la enfermedad me han hecho recuperar en parte mis ganas de terminar este lío. Mis ganas de hacer. Mi motivación y voluntad.

Igual que todos, tengo sueños egoístas. Igual que todos pretendo ser la mejor. Y ayudar al resto a ser lo mejor de sí mismo. Aunque suene poco exacto. O algo así. El objetivo de esto es que hay cosas que quiero lograr. Y llorando no voy a llegar a ningún lado. Y si no es algo que pueda parar con voluntad lo haré con determinación y las herramientas adecuadas.

Tengan un gran día.

Su simple,
S.

Una definición.-

Depresión (del latín depressus, que significa 'abatido', 'derribado') es un trastorno del estado de ánimo que en términos coloquiales se presenta como un estado de abatimiento e infelicidad que puede ser transitorio o permanente. El término médico hace referencia a unsíndrome o conjunto de síntomas que afectan principalmente a la esfera afectiva: la tristeza patológica, el decaimiento, la irritabilidad o un trastorno del humor que puede disminuir el rendimiento en el trabajo o limitar la actividad vital habitual, independientemente de que su causa sea conocida o desconocida. (http://es.wikipedia.org)

martes, 7 de julio de 2009

A tientas, nunca ciega.


Hoy me he topado con ese tipo de palabras llenas de ponzoña que si uno no está preparado con una madre intuitiva como la mía, y una buena mano para detectar el veneno a través de sencilla psicología de verdad termina haciendo daño. Menos mal que tengo todo eso. No es soberbia en lo absoluto, es un suspiro de alivio. Ya me he quitado esas asquerosas y pegajosas palabras de la suela de mis deportivos de tela sobre el asfalto. Menos mal. Antes de que causen mayor daño. Están borradas con estas palabras de mi sistema.

Extraño mucho a Elliot♥ que ahorita está con su familia en Puerto Peñasco. Ayudando como siempre. No solo es responsable sino un joven muy noble. Lo cual es complejo de encontrar en un chico tan bonito. Y ya tengo unas renuentes ganas a entrar a trabajar. Si no es trabajar lo que extraño, sino hacer algo productivo, si he de ser sincera.

He llegado a la conclusión práctica de que me gusta la vida sencilla y sin complicaciones. Creo que la gente opta por tantos enredos que se le olvida que la vida es un juego que debe resultar divertido y no una agonía lenta hasta el irrebocable destino mortal y mucho menos una engorrosa labor que estamos obligados a hacer, porque, pues total, ya estamos aquí.

Soñe con mi amiga perdida. Se veía igual en mi sueño sólo que un poco más bonita de lo que es. No sé que signifique pero espero que sea una señal de que pronto me la toparé en algún lado. He soñado extraño estos días sin mucho que hacer. Y de vez en cuando recaigo en la nostalgia de saber lejos a la persona que amo pero tengo que recordar que será por poco tiempo.

Ya tengo auto. Lo cual es bueno. Lo malo es que aún requiere un nuevo radiador. Es un Mitsubishi '99. Un precioso Eclipse color ocre-doraduzco. Manual. Obvio no sé manejar manual. Tengo que aprender. D: El plan era que me enseñara mi querido Elliot. Pero está allá. En fin. Nunca había deseado tanto que empezara el periodo escolar. (El deseo es la consecuencia final de la emoción inducida en origen por la variación del medio.)

Tengo que disfrutar el descanso que luego anhelaré tanto como anhelo ahora estar desvelada por una razón que no me permita dormir en cuanto se me antoje. Que parece no ser nunca.

Con cariño su nostalgidesifelizadasoñadora,

S.


En la imagen utilicé una fotografía del stock de http://chaoticfae.deviantart.com/

lunes, 4 de mayo de 2009

Catarsis



¿Nunca le ha pasado que no pueden dormir?
¿Que no pueden dormir y que todos los fantasmas de sus pensamientos los persiguen sin darles tregua?

¿No les ha pasado que se ponen a leer un viejo cuaderno de hace un poco más de 4 años y no saben explicarse por qué empiezan a buscar a alguien que extrañan tanto pero no saben qué pasó con ella?

¿Que googlean con desesperación pero no encuentran nada?
¿Que te lleva a sacar tu baúl de viejas notitas de la secundaria, de la prepa, de tanto tiempo...? ¿Que te empiezas a llenar tanto de pasado que te preguntas qué fue de la persona que fuiste?

¿Que realizan que han estado tratando de tapar el sol con un dedo?

¿Les ha pasado?

Pues es que mi forma de lidiar con el dolor es poniendo una enorme cubierta de plástico. Y hasta ahora he estado viviendo una comodidad superficial. Es cierto que no puedes vivir en el pasado. Y es cierto que hacerlo duele. Y la verdad es que no logro convencerme si mi forma de vida actual es sabia o simplemente una continua negación al dolor.

¿Quién soy?

Prometí no volverme a complicar la existencia. Pero es algo que no puedo hacer. Estoy sentada frente a Georgette. A un lado tengo la caja de granolas donde guardo entre otras cosas mi pasado. Un pasado algo incómodo. Algo húmedo. Que me sabe a viejo. Y sólo hace 4 años. O menos. Lo cierto es que lo que viví en esa corta transición entre los 18-19 fue una catarsis. No sé si salió bien pero fue una de esas cosas. Acabo de salir de ella, o más bien estoy en un proceso muy lento y rápido a la vez que no logro controlar y va más allá de mi propia fuerza. Estoy madurando a velocidad luz. Eso creo. Soy gelatina a medio cuajar que no esta aún lista para comerse pero es mejor su sabor así. No estoy lista para nada. Sólo para seguir lo que debo hacer que es estudiar, trabajar y una vida social normal.

Lo cierto es que mi corazón, después de la revisón introspectiva de esta noche esta como esa gelatina. Demasiado vulnerable para una cuchara. O para un tenedor. O para un tenechara. o cuchedor. Spork. Estoy lista para la parte dulce de las relaciones amorosas. No para los líos. Es tan extraño. ¿Ya saben? Amar. Amar y ya. Es la primera vez que siento así.

He cambiado tanto en tan poco tiempo. Me siento como una crisálida salida antes de tiempo. Desorientada, mareada, confundida, débil, pero a la vez tan increíblemente intrépida. There's a whole new world out there.

Lo cierto es que el pasado es imborrable. Y por mucho que trates escapar si no lo enfrentas terminará por encontrarte. No puedo, por mucho que desee sólo barrerlo bajo la alfombra. Necesito lidiar con mis propias sombras para crearme un futuro luminoso.

¿No les ha pasado que se dan cuenta que toda su vida es una total farsa cuando repiensan las cosas demasiado que desearían no haberlo hecho?

¿No?


S.